Izquierda Unida entra en el gobierno vasco

Por Pascual Tamburri Bariain, 11 de septiembre de 2001.
Publicado en El Semanal Digital.

Por primera vez en su historia, Izquierda Unida va a participar directamente en el gobierno de una autonomía. Una vez retomadas las negociaciones para la participación de Ezker Batua – Izquierda Unida en el Gobierno Vasco, éstas avanzan favorablemente. En los próximos días, una vez finalizada la negociación, se presentará un documento para su debate en las Asambleas de Base y la decisión final del Consejo Político de EB-IU.

Javier Madrazo, el discutido dirigente izquierdista vasco, obtiene así un triunfo personal frente a sus detractores dentro y fuera de Izquierda Unida. El Partido Comunista de España y sus socios van a tener responsabilidades gubernamentales precisamente en una comunidad donde su implantación es de las más débiles. Se trata de una recompensa que el nacionalismo da a la amistad complaciente de esta rama del marxismo español, particularmente proclive en aquellas tierras a deslices autodeterministas, confederalistas y hasta independentistas.

Curiosamente, las «Bases Programáticas para un Acuerdo de Gobierno» presentadas por Madrazo, hablan ante todo de un Gobierno «para la paz y el diálogo político», pero la participación comunista en el gobierno vasco se orientará más bien a cuestiones típicamente progresistas, como las minorías sociales y sexuales, la inmigración y la demagogia económica y ecológica. En suma, Izquierda Unida se entrega al nacionalismo a cambio de un plato de lentejas.

Por Pascual Tamburri Bariain, 11 de septiembre de 2001.
Publicado en El Semanal Digital.