Rajoy reserva su decisión sobre el candidato para Europa

Por Pascual Tamburri Bariain, 2 de abril de 2004.
Publicado en El Semanal Digital.

Mariano Rajoy no decidirá hasta después de las vacaciones de Semana Santa y su largo paréntesis de actividad política la designación de su candidato para las europeas del 13-J.

2 de abril. Mariano Rajoy lo puede decir más alto pero no más claro: “La candidatura del PP para las elecciones europeas estará encabezada por el mejor candidato”, aunque por lo bajito piense –para que nadie le escuche–: “de los que me queden”.

Sabe el secretario general popular lo que se juega, por más que algunos de sus colaboradores –con el miedo metido en su cuerpo– digan que su objetivo son las municipales y autonómicas de 2007. Una derrota el 13 de junio pondría fin a muchas esperanzas, mientras que una victoria daría alas a su gaviota para enfilar de nuevo sin titubeos la política española.

El socialista Felipe González –que más sabe el diablo por viejo que por diablo– lo ha dicho también a su manera: El PP tratará de hacer de las europeas una segunda vuelta de las generales del 14 de marzo. Quizá el que en público dijese esto mismo cualquier dirigente popular no sería “estratégicamente correcto”, aunque en su fuero interno lo piensen.

De ahí que en el edificio de la gaviota azul de la calle Génova no quiera dejarse ningún cabo suelto. Así, la designación del número uno de su candidatura ha sido aplazada “hasta después de Semana Santa”, confirman fuentes del “aparato” popular. La razón “oficial” del aplazamiento: “Que las vacaciones no diluyan la noticia”.

Si bien a nadie escapa que las razones son otras: Rajoy espera una respuesta de Rodrigo Rato, pendiente todavía de cómo evoluciona su incorporación al Fondo Monetario Internacional y sin demasiadas ganas de afrontar en primera línea otras elecciones. “Rodrigo no quiere precipitarse, mañana mismo -por hoy viernes– hay una reunión en Bruselas de los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea y quiere tener todos los datos antes de contestar a Mariano, aunque para ser sincero no se le ve con muchas ganas de ser candidato ahora”, aseguran miembros del equipo del vicepresidente en funciones. Lo que no parece tener Rato, desde luego, son dudas respecto a que su primera opción es la de presidir el FMI.

Si definitivamente Rato dice no a Rajoy, la siguiente elección del secretario general del PP era la de Jaime Mayor Oreja, pero el incomprensible desmarque estos días del diputado por Álava mantiene perplejo al secretario general popular, que ha visto como primero el vasco se ha auto proclamado candidato, después ha exigido una veloz designación, y más tarde, haciendo gala de un “victimismo” que ha sido muy mal recibido en Génova, por “innecesario e improcedente”, ha rechazado “ser candidato a candidato”. No obstante Rajoy ni se desanima ni pierde los nervios porque guarda en la recámara “la más que segura opción” de Loyola de Palacio y, más atrás, la “populista” de Carlos Iturgaiz.

¿Los nombres que seguirán al número uno?

Y si hay dudas en Génova sobre quién tirará de la lista de su partido al Europarlamento, éstas no tienen parangón con las que existen sobre los nombres que le seguirán. La única que parece tener claro que va a ocupar uno de los codiciados puestos “de salida” es la ex coordinadora de Organización, Ana Mato, que cuenta con el aval de Mariano Rajoy “para alejarse” de Madrid: “Lo demás aún está todo por decidir. Hay bofetadas. Desde luego candidatos a partir del uno no nos faltan”, señalan con buen humor en la sede del PP.

La cosa no está fácil para nadie ya que a la incertidumbre sobre el resultado tras el vuelco electoral del 14 de marzo se une el que España, en esta ocasión, para adaptar el nuevo Parlamento Europeo a la nueva Europa de 25 países, reduce su número de diputados de 64 a 54. Es decir, que “todo lo que no sea estar entre los 20 primeros números de la lista es quedarse casi sin posibilidades de ser elegido”, apunta un veterano y acongojado miembro de la Cámara de Estrasburgo.

En la actualidad el PP tiene 28 eurodiputados, si bien la designación de uno de ellos, entre los diez primeros números de la lista, concierne en exclusiva a Unión del Pueblo Navarro por el pacto suscrito con el partido foralista. En las pasadas elecciones europeas UPN estuvo representada por Javier Pomés, por ahora los socios del PP “no han dicho esta boca es mía” sobre quién será en esta ocasión su candidato, sin embargo fuentes de UPN revelan que no está claro todavía que Pomés repita.

De los 25 eurodiputados restantes –quitando el número uno, el lugar ocupado por Mato y el compromiso de José María Aznar con el periodista Luis Herrero, que posiblemente respetará Rajoy–, los que con más posibilidades parecen contar para ir bien colocados son: Iñigo Méndez de Vigo, Alejo Vidal-Quadras, José Ignacio Salafranca, José Manuel García Margallo, Gerardo Galeote, Salvador Garriga y Juan Naranjo. “A partir de ahí, nada está escrito”, indican fuentes fiables. Y es que hay que tener presente que ministros cesantes como Ana Palacio, Miguel Arias Cañete, Elvira Rodríguez o el ex portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Luis de Grandes, entre otros muchos más “pelean a brazo partido” por colocarse en Europa a partir de junio.

Por Antonio Martín Beaumont y Pascual Tamburri Bariain

Por Pascual Tamburri Bariain, 2 de abril de 2004.
Publicado en El Semanal Digital.