Más libertad en la Red

Por Pascual Tamburri Bariain, 16 de septiembre de 2004.
Publicado en El Semanal Digital.

La ampliación de capital de Libertaddigital.com que se hizo pública ayer es una excelente noticia para todos quienes compartimos este entorno. Sólo en Internet crece nuestra libertad de expresión.

La ampliación de capital de Libertaddigital.com que se hizo pública ayer es una excelente noticia para todos quienes compartimos este entorno; o al menos para quienes creemos, desde Internet, en la libertad. El periódico que dirige con pasión Federico Jiménez Losantos lleva la libertad en su mismo título; y esta Casa, de siempre amistosa y leal competencia, anunció desde su primer número su compromiso con la libertad, o, mejor dicho, con las libertades reales que la Red hace posibles y más fáciles.

La situación de los medios de comunicación en España es la que es, y no es lícito lamentar hoy posiciones de monopolio o de oligopolio que se han contribuido a crear o en todo caso no se han suavizado cuando se tuvo ocasión de hacerlo. La libertad de expresión recogida en el artículo 20 de la Constitución, como la necesariamente libre circulación de las ideas y de las noticias -si queremos vivir en una democracia real y no formal- tiene muchos enemigos, y muy poderosos.

Libertaddigital y Elsemanaldigital han demostrado que Internet ofrece, con medios comparativamente mínimos pero con ilusión, entrega y trabajo, una oportunidad para la libertad. Los puntos de vista de nuestros medios y de nuestros colaboradores pueden diferir, y de hecho nos alegramos de que tengan esa oportunidad de ser diferentes: el páramo gris de la uniformidad y del servilismo ya ha crecido mucho en otras direcciones. La Red no nos hace libres, pero nos permite serlo, que no es poco.

Deseamos el mejor éxito a nuestra competencia en su crecimiento, porque será bueno para todos los españoles. Y especialmente para nosotros. En Internet -curiosamente- no se cumplen las reglas clásicas de la competencia definidas por los economistas liberales. Es un mercado siempre sorprendente, y lo que es bueno para otro medio de comunicación es también bueno para éste. Internet crece, y así crece la libertad y nuestra posibilidad de defenderla. Ánimo.

Por Pascual Tamburri Bariain, 16 de septiembre de 2004.
Publicado en El Semanal Digital.