Ultimátum de Zabaleta, suicidio del PSOE

Por Pascual Tamburri Bariain, 25 de junio de 2007.
Publicado en El Semanal Digital.

“No es conveniente ni oportuno que un nacionalista presida el Parlamento, porque la mayoría no es nacionalista”, dicen que dijo el socialista Fernando Puras cuando su candidata Elena Torres obtuvo los votos de UPN para la presidencia de la cámara. Lógico. Por la misma lógica jamás un abertzale podrá presidir el Gobierno de Navarra, y todo se reducirá a una dura negociación de puestos entre PSOE, UPN y CDN. Nada nuevo.

Ganas en los veteranos del PSN no faltan. Hacer rabiar un poco a UPN y sacarle los ojos en la negociación sí; volver al coche oficial sí; pero qué miedo da unirse a Patxi Zabaleta. Suena a suicidio, conociendo los humores de la gente.

Sin embargo no todos creen lo mismo. Mientras UPN exista y gobierne, el PSN podrá obtener más o menos trozo del pastel, pero éste lo van a cortar siempre los populares navarros. Sólo aplastando a UPN el PSN podrá soñar una mayoría en nombre propio; para eso hay que sacarlo de las instituciones, y Zabaleta es la única opción para hacerlo. Eso sin contar con los amiguetes de los abertzales dentro del PSN, que los hay y no pocos, contando con- todo el derrotado sector de Juan José Lizarbe, empezando por Helena Berruezo y siguiendo por unos cuantos Ayuntamientos. Ellos creen que el suicidio es aceptar ser un satélite bien remunerado del centroderecha.

Este lunes venía el ultimátum dado por NaBai al PSON, pero quien cante victoria que tenga mucho cuidado hasta fin de mes. Patxi Zabaleta hará todo lo posible y ofrecerá lo imposible, aunque le cueste Dios y ayuda tener tranquilos a los suyos. UPN no puede ofrecer tanto a largo plazo, aunque sí ahora mismo. Pase lo que pase, uno o más bloques van a sentirse frustrados y humillados. O UPN ve inutilizada su mayoría y todos sus cargos de libre designación vuelven de verdad a sus puestos de origen; o NaBai se disuelve ante la decepción; o el PSN se desgarra por el debate, sean cuales sean los resultados de éste. Sonará, para alguien, a suicidio.

ACORRALADO

Patxi Zabaleta combate de espaldas a un abismo. Si no demuestra a los suyos los frutos de su apuesta estratégica corre el riesgo de una nueva dispersión del voto abertzale. Pero algo parecido pasa en PSN y UPN.

Por Pascual Tamburri Bariain, 25 de junio de 2007.
Publicado en El Semanal Digital.