Ni PP sin concentración, ni concentración sin PP

Por Pascual Tamburri Bariain, 3 de diciembre de 2007.
Publicado en El Semanal Digital.

El asesinato del guardia civil Raúl Centeno, en el que su compañero Fernando Trapero quedó en coma profundo, ha recordado a todos algo que algunos parecían haber olvidado: ETA es una banda de criminales, que sigue existiendo y que sigue buscando sus objetivos políticos por la fuerza. Los buenos deseos no sustituyen a la realidad, y el «proceso de paz» que José Luis Rodríguez Zapatero quiso convertir en el escaparate de su legislatura ha quedado en nada. ETA es lo que es y sólo con toda la fuerza del Estado de Derecho y la unidad democrática de los representantes del pueblo puede ser derrotada.

Al PP de Mariano Rajoy se le han hecho muchos reproches, algunos razonables, pero desde luego lo que jamás podrá decirse es que no haya advertido al PSOE desde el mismo 2004 de la perversidad del terrorismo y de los peligros del «proceso». El PP, además, siempre ha mantenido una postura favorable a la unidad antiterrorista, porque en la segunda legislatura de José María Aznar demostró que así sí es posible derrotar a ETA. Y siempre ha fundamentado esa lucha en la cercanía y el apoyo a las víctimas, en otros tiempos olvidadas y postergadas. Ese es el PP, y ese currículum intachable es una excelente baza electoral también, que el PSOE no tiene.

Por eso el PP hace bien en no traicionarse a sí mismo: estuvo el sábado 24 manifestándose junto a las víctimas contra ETA, cuando los demás partidos no quisieron estar; estuvo este domingo en las concentraciones convocadas en Madrid, Barcelona, Bilbao y otras ciudades, convocadas por la AVT y el Foro Ermua y Gesto por la Paz; estuvo ayer lunes en la Plaza de Cibeles de Madrid en repulsa por el último atentado, en torno al alcalde Alberto Ruiz Gallardón. Debe estar hoy, en pleno, en la concentración convocada por todos los partidos parlamentarios.

El PP ha estado hasta ahora muy por encima de los demás partidos en este asunto. Rajoy sabe que la unidad, y no cualquier unidad, es necesaria para derrotar a ETA, y que no hay otra manera de acabar con el terrorismo. Que otros se le acerquen es buena noticia; y en esto el PP no debe cambiar.

Por Antonio Martín Beaumont y Pascual Tamburri Bariain

Por Pascual Tamburri Bariain, 3 de diciembre de 2007.
Publicado en El Semanal Digital.