Cabrera presume del ministerio más caro y menos eficiente de Zapatero

Por Pascual Tamburri, 17 de diciembre de 2007.

En la conferencia que el PSOE organizó el domingo Laetare para presentar sus proyectos educativos desde 2008 la ministra Mercedes Cabrera ha calificado “histórica” la gestión del Gobierno socialista en materia de Educación. Allí estaba para sonreír, aplaudir y avalar la cosa el presidente Zapatero, mientras ETA ponía bombas sin él inmutarse. Pero lo cierto es que Cabrera tiene razón: lo que esta gente ha hecho tendrá consecuencias históricas.

En el caso de que el PSOE vuelva a ganar las próximas elecciones, según deseo de Cabrera, no se promulgarán nuevas leyes educativas para así dar una mayor “estabilidad” al sistema. Efectivamente uno de los males que nos aquejan en las aulas desde que el PSOE tomó el poder es la inestabilidad: casi cada año desde la LODE de 1985 ha habido cambios normativos, y sin estabilidad es difícil gobernar la escuela.

Lo único que no ha cambiado desde los tiempos de la UCD es lo que el PSOE va a llevar ahora en su programa electoral: más gasto educativo. Es evidente que nuestra enseñanza tiene problemas, sus resultados son peores y conforme las leyes han ido empapándose más de los objetivos progresistas del PSOE los resultados han empeorando. Eso, queridos colegas, no es una opinión: es un hecho. Y lo curioso es que estamos dispuestos a profundizar en un sistema cuyos principios están siendo abandonados por los países que los compartieron, y que mientras tanto nos limitamos a señalar la “falta de medios” como causa de nuestros males.

Qué duda cabe que más becas son deseables; aunque quizás fuese bueno vincularlas a los resultados del alumno y no a los prejuicios de la ministra. Es bueno tener más ordenadores, pero antes habrá que saber qué enseñar y cómo hacerlo. Es bueno tener más profesores, pero sería mejor tenerlos mejores, y sobre todo darles el marco jurídico adecuado para poderlo ser.

El ministerio de Cabrera es muy poco eficiente: sus logros, medidos en las habilidades de los alumnos, son menores que hace unos años, caso único en nuestro entorno. Pero en esos años el gasto ha aumentado, así que nos encontramos con la paradoja de recurrir como solución a lo que ha acompañado la construcción del problema. Así que es cada vez más caro además progresivamente ineficiente.

¿Les regalará el Estado los libros a los alumnos, aunque su gasto anual medio en hachís bastaría para pagarlos varias veces? Parece que hemos encontrado ahí la panacea. Tony Blair, que también era de izquierdas pero no era sectario, pensaba de otra manera, y ha dejado a Gran Bretaña sin su “escuela comprensiva”, sin ESO para entendernos, con la natural mejoría de resultados. Y es que no hay nada más caro que mantener obligatoriamente a todos los ciudadanos hasta que casi llegan a adultos haciendo lo mismo, como si fuesen iguales; todos salen perjudicados con esta legislación, empezando por los jóvenes y terminando por las arcas del Estado. Por eso hay que cambiar la Ley y la ministra, y seguramente podremos gastar menos y mejor.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 17 de diciembre de 2007, sección “Ruta Norte”.
http://www.elsemanaldigital.com/blog/cabrera-presume-ministerio-caro-menos-eficiente-zapatero-77207.html