López Garrido hace campaña a favor de Aznar, que arrasará en Italia

Por Pascual Tamburri, 7 de febrero de 2008.

Italia tendrá elecciones generales en abril y las encuestas anuncian una victoria de la derecha. Otra más. Así que, por poco bien que vayan las cosas a Mariano Rajoy, se va a cumplir de verdad, pero al revés, el «regreso a Europa» de Zapatero. Qué hombre tan clarividente: sólo falta que prediga para noviembre una victoria de Hillary Clinton con Obama, o viceversa, y el club de amigos de Kerry va a nutrirse de afectados por la victoria de McCain.

Pero el presidente no es el único socialista dado a la adivinación en política exterior. Como se ha sabido en toda la prensa europea, pero curiosamente mucho menos en la española, hace unos días Gianfranco Fini, ex vicepresidente del Gobierno italiano, ex ministro de Asuntos Exteriores y presidente de Alleanza Nazionale, lanzó la candidatura de José María Aznar para presidir la Unión Europea. Tanto el candidato como su portavoz son significativos, ya que Aznar encarna uno de los ejemplos europeos más logrados de éxito del centroderecha en el poder y Fini es heredero renovado y exitoso de una derecha plural y consolidada, consciente de sus raíces y capaz de gobernar con vigor.

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, se ha colocado en la estela de su presidente al desear lo peor a la candidatura de Aznar y al calificar a éste y a Fini de una manera que cabría definir como sectaria si no se debiese a una aparentemente incurable ignorancia.

López Garrido cree que llamar «partido postfascista» a la Alianza Nacional italiana es una descalificación; craso error, porque la definición aparece en la historia oficial del propio partido, que forma parte hoy de la Unión por la Europa de las Naciones y que se integrará previsiblemente en el Partido Popular Europeo si y cuando éste abandone sus peores resabios democristianos.

López Garrido cree que ataca al PP y a Aznar señalando una «cercanía ideológica» con Fini, cuando esa proximidad la ha afirmado el mismo Aznar en Roma, hablando incluso en italiano para la ocasión. Efectivamente, Alianza Nacional procede del Movimiento Social Italiano, cosa que todo el mundo (menos aparentemente el pobre Garrido) ya sabía. Lo que nadie sabía, hasta que Garrido nos lo ha revelado, es que el MSI (hoy AN) lo hubiese fundado «Benito Mussolini en los años treinta del siglo pasado». Más que nada porque el MSI se fundó después de la Segunda Guerra Mundial, con Mussolini ya asesinado por los partisanos, por cierto, por órdenes del comunismo del que sí procede Garrido.

Un Garrido que, si es leído en Italia, se convertirá en el mejor aval de la candidatura de Aznar: con semejantes enemigos, todo el mundo entenderá que Aznar es la mejor solución para Europa, como lo será Fini para Italia después de Berlusconi. Y podemos apostar, Garrido, porque si eres como tu jefe perderás tú y ganará Europa.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 7 de febrero de 2008, sección «Ruta Norte».
http://www.elsemanaldigital.com/blog/lopez-garrido-hace-campana-favor-aznar-arrasara-italia-79255.html