Clint Eastwood dice a Spike Lee lo que John Wayne pensaría de Obama

Por Pascual Tamburri, 8 de junio de 2008.

Barack Obama será candidato a la presidencia de Estados Unidos. Un hecho histórico, por ser una persona de color, aunque en realidad su origen no sea el tradicional de los que hipócritamente llaman ahora afroamericanos. En todo caso, la candidatura de Obama ha vuelto a poner de moda las reivindicaciones y las manías de los militantes racistas; porque estaremos de acuerdo en que dar o negar puestos a alguien en función de su raza es racismo, ¿no?

Un racista inesperado es Spike Lee, que se permitió criticar en Cannes a Clint Eastwood porque ni en Banderas de nuestros padres ni en Cartas desde Iwo Jima aparece un solo actor negro. Pero la noticia no es el racismo de Spike Lee ni que los medios progres le hayan dado servilmente la razón. La noticia es que en una entrevista en el británico The Guardian, Eastwood haya explicado que ninguno de los soldados que izaron la bandera americana en el monte Suribachi de Iwo Jima era negro, y que en consecuencia no tenía sentido introducir una cuota racial. Y más aún: en la nueva película de Eastwood, Changeling, con Angelina Jolie, ambientada en Los Ángeles durante la Gran Depresión, sólo utilizó actores blancos, sencillamente porque en aquella época no había allí la población afroamericana que hay ahora.

Racismo es el de Spike Lee, mientras que Eastwood se limita a hacer cine. «¿Qué quiere que haga? ¿Acaso un anuncio publicitario en pro de la igualdad de oportunidades? Yo no juego a eso, sino que hago una lectura histórica. Cuando hago una película que es un 90% de negros como Birdie utilizo a un 90% de negros». Es tanto como decir: yo elijo a la gente por su capacidad de representar lo que debe representar, no por su raza. Hace más de treinta años otro actor, a quien Eastwood conoció, ya había extendido a la política la misma idea. En una entrevista para la revista Playboy, en mayo de 1971, John Wayne explicó que no creía que hubiese que poner Estados Unidos «bajo la dirección de los negros. Creo en la supremacía blanca hasta que los negros estén educados hasta un nivel de responsabilidad. No soy partidario de dar autoridad y posiciones de mando y de juicio a gente irresponsable«.

Tanto las declaraciones de Wayne como las de Eastwood son hoy políticamente incorrectas, pero revelan la manera de pensar de una América profunda y real que dista mucho de haber muerto. Barack Obama tiene ahora dos caminos para llegar a la Casa Blanca: puede presentarse como el candidato negro y pedir que se le elija por su raza, o puede presentarse como el mejor candidato y pedir que se le vote por su capacidad. Si hace lo primero será otro Spike Lee. Si hace lo segundo podrá ganar y, además, demostrará que se ha alcanzado ese nivel de preparación y de responsabilidad que John Wayne veía aún muy lejano.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 8 de junio de 2008, sección «Ruta Norte».
http://www.elsemanaldigital.com/blog/clint-eastwood-dice-spike-john-wayne-pensaria–84063.html