Hay esperanza: España recuperará la memoria y la libertad

Por Pascual Tamburri, 27 de junio de 2008.

Mientras avanza la imposición de lo que la izquierda llama «memoria», el resto de los españoles empieza a despertar. Es cierto que con la legislación de Zapatero y sobre todo con su aceptación sonriente e innecesaria por una parte del centroderecha hemos retrocedido. Los cambios en la toponimia empezarán dando una imagen falsa del pasado y tratarán de crear en las siguientes generaciones la idea de que la libertad que hoy pueda haber nace del régimen fracasado en 1936. Nada más falso, pero en eso consiste la «memoria». Lo bueno es que pronto fracasará también.

Imaginemos, como decíamos anteayer, la siguiente oleada de «memoria» en Pamplona: supongo que querrán cambiar el nombre de la plaza de don Manuel Irurita. Es totalmente lógico: si lo ejecutaron los partidarios de la República y la República es la condensación eterna de todos los bienes, don Manuel Irurita no puede tener una plaza en Pamplona. Más aún, antes de que la izquierda lo exija un buen centrista deberá anticiparse a sus deseos.

Pero entonces alguien pondrá sobre la mesa el libro «Mártires navarros del siglo XX», un compendio de 152 historias de fe publicado con el apoyo de Jaime Ignacio del Burgo. Obra de don José Antonio Marcellán corregida y actualizada por don Santiago Cañardo, recuerda de manera muy sencilla que en el siglo XX hay navarros que «han sufrido el martirio de la gran causa de Dios y han sabido vivir el Evangelio en situaciones de hostilidad y persecución». Un libro que según don Fernando Sebastián «nos recuerda la vieja tradición de nuestros mártires, las raíces más vigorosas de nuestra fe, los modelos más auténticos de nuestro estilo cristiano». Hombres como el obispo Irurita hacen decir a don Francisco Pérez que «el martirio no tiene su base solamente en lo físico, sino sobre todo en la oblación de la propia vida por la fe en Jesucristo. Morir al propio yo para que sea Cristo quien reine en el corazón de la persona, es el exponente mayor de una entrega generosa donde uno no cuenta sino que sólo cuenta Dios«.

¿Triunfará la «memoria» sectaria sobre la fe o será ése el punto de no retorno en la ofensiva mentirosa de unos y en la sumisión silenciosa de otros? La historia de los dos últimos milenios nos lleva a pensar que la libertad y la verdad podrán estar en peligro pero que al final triunfarán. Para alegría de los buenos, dolor de los malos y escarnio de los cobardes.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 27 de junio de 2008, sección «Ruta Norte».
http://www.elsemanaldigital.com/blog/esperanza-espana-recuperara-memoria-libertad-84743.html