Presupuestos prostituidos, socialismo es pobreza y Rajoy ya lo dijo

Por Pascual Tamburri, 21 de septiembre de 2009.

Como hace un año, los Presupuestos obligan a Zapatero a mojarse. En 2007 la crisis era mentira, en 2008 Solbes nos salvaría. ¿Y ahora? Ahora los navarros dirán.

Hace un año el PSOE buscaba apoyos parlamentarios para los Presupuestos. Consiguió los que necesitaba, pero lo importante fue que para lograrlo tuvo que negar la evidencia de los hechos, tuvo que aplicar medidas que se sabían negativas y de paso consiguió que un diputado del Grupo Popular, Carlos Salvador, no votase con la lista en la que había sido elegido. Aunque esto último tuvo razones no estrictamente presupuestarias.

Rajoy tenía razón

Incluso para sus críticos internos y externos Rajoy es un buen parlamentario, y sabe combinar la argumentación escolástica más monolítica con un cierto toque irónico. No es populista, pero se limita –en materia económica y financiera al menos- a explicar la verdad. En 2008 –hace un año, insisto y se verá por qué- Rajoy anunció que los Presupuestos de Solbes y Zapatero eran «contraproducentes y retrasan la salida de la crisis. Parten de un análisis irreal del escenario macroeconómico en 2009, porque tendrán que explicar cómo va a aumentar la recaudación de 2009 sobre la de 2008. Se trata de unos presupuestos inútiles, increíbles, extremadamente voluntaristas, lesivos y ayunos de liderazgo. Es absolutamente incorrecta la decisión del Gobierno de no deflactar la tarifa del IRPF como en los últimos años, lo que supone un incremento de los impuestos, y por tanto, lo contrario de lo que se tiene que hacer en estos momentos» .

No era sólo la opinión del líder del PP. El presidente del Colegio de Economistas de Madrid, Juan Iranzo, dijo que los Presupuestos «eran increíbles porque, desgraciadamente, la economía española no podía crecer al 1% en 2009, ya que en el conjunto del año puede haber, incluso, crecimiento negativo. En este escenario, el paro será mayor, los gastos de desempleo también y los ingresos se hundirán bastante más de lo previsto hasta tal punto que el déficit puede llegar al 3%. Son en segundo lugar, inadecuados, porque no son austeros, y en tercer lugar son inoportunos ya que no sirven como instrumento adecuado para luchar contra la crisis». ¿Acertaron, no?

2010 será aún peor porque ZP quiere

Solbes mintió frente a Manuel Pizarro en 2008, y defendió la continuidad presupuestaria, sin reformas. En 2010, ya sin Solbes, Zapatero se dispone a darnos más de lo mismo: más gasto –que no es más inversión-, más despilfarro, más prebendas y más cortinas de humo para la realidad de España. Una realidad que implica cada día más paro y cada día más pobreza. No es sin embargo una catástrofe inevitable: es la consecuencia de cierta política económica y de anteriores Presupuestos. Sus responsables son quienes –siendo parlamentarios nacionales, por lo tanto representantes de la soberanía española y no de los intereses de ninguna región, clase o grupo- votaron esos Presupuestos o no se opusieron a ellos. Y su solución pasa por parar los pies a Zapatero. Ahora sí.

La gran oportunidad de UPN

El PP solo no puede detener a Zapatero. Pero en las Cortes hay parlamentarios de partidos de centroderecha que, al menos en principio, comparten los análisis de Rajoy antes que los de, digamos, Cándido Méndez. Uno de esos diputados que pueden votar contra la pobreza de España, y por tanto de Navarra, es mi amigo Carlos Salvador.

En 2008 Miguel Sanz, ante los Presupuestos que nos han hecho más pobres, dijo «para mí lo prioritario es el interés general de Navarra y su gobernabilidad, por encima de intereses partidistas y estratégicos. Además, todo lo que le pediría a Zapatero tendría el respaldo de Rajoy. No me cabe duda. Y el voto no tiene por qué ser distinto. A lo mejor, UPN podría actuar de buque insignia para que el grueso del Grupo Popular apoyase los presupuestos. Pero no descarto que el sentido del voto sea distinto, y, además, sin necesidad de incumplir nada, y ahí está lo que dice el acuerdo con el PP». Luego resultó que el pacto decía algo distinto y que, además de romperse la disciplina de voto de los Grupos Populares, se rompió el pacto UPN-PP. Otro día hablaremos de eso, y Dios proveerá.

Lo que Zapatero lleva ahora a las Cortes vuelve a tener déficit de austeridad, de credibilidad, presupuestario y déficit de reformas. Ya está claro que, diga lo que diga Roberto JiménezSería increíble un acuerdo presupuestario en Navarra y no en Madrid«), el PSOE no va a pactar esta legislatura con los abertzales contra UPN, sencillamente porque el varapalo electoral dentro y fuera de Navarra sería mostruoso. Ya fue así en 2007, pero ya no caben dudas. Además UPN está liderando en el Gobierno de Navarra unas reformas que van más en la línea de Rajoy que en la de Zapatero. ¿Y qué más hace falta?.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 21 de septiembre de 2009, sección «Ruta Norte».
http://www.elsemanaldigital.com/blog/presupuestos-prostituidos-socialismo-pobreza-rajoy-dijo-100554.html