Hackers contra el hipócritas, o cómo el PSOE restaura la censura

Por Pascual Tamburri, 27 de abril de 2011.

Los monopolios culturales, la SGAE y el PSOE, por distintas razones, están restableciendo la censura. La gran novedad, como describe Sergio Cervera, es la resistencia. No sólo hackers.

Hoy sería el día adecuado para hablar de fútbol, pero conviene más esperar al cuarto partido y dejar ahora que lo hagan los entendidos. Podría ser el momento de explicar por qué Bildu y todas sus partes, y no sólo sus candidaturas, deben quedar fuera de la convivencia democrática; pero habrá quien lo explique mejor y por desgracia parece que habrá tiempo para diseccionar el engaño de estos días. Podríamos hablar también de encuestas, empezando por la de El Mundo de este martes y llegando en el análisis hacia atrás hasta las de finales de 2008 y comienzos de 2009, pero los papeles y testimonios que sacarán los colores a alguno en Navarra no van a caducar.

Sí es urgente en cambio, porque es un síntoma de vida en medio de una sociedad en decadencia como la nuestra, entender qué es la resistencia contra la Ley Sinde y en qué consiste la censura contra la que los políticos no hablan y que sin embargo los jóvenes pueden derrotar.

Tiempo habrá para lo demás. Tiene hoy la palabra en este espacio el empresario más joven del sector, Sergio Cervera.

Mejorando el pasado, sin dudas

Poco se da a conocer al público la veracidad del contenido de la ley ´anti pirateo´. La ley Sinde nos dejará ver quién es más corrupto de los dos partidos más ´fuertes´ en nuestro país, si hay diferencias entre ellos.

A día de hoy todo es en realidad es una estratagema impulsada para el beneficio a corto plazo de los dos grandes partidos en las próximas elecciones. Su objetivo prioritario es tapar las chapuzas que están haciendo, en el caso del gobierno, y permitiendo hacer, en el caso de la oposición, como puede ser el caso de la ley 2.0. Todo sea por unos escaños más y así unos sueldos más para algún conocido de ´la familia´.

Cada vez se disimula mejor el trasfondo de la ley denominada como ´Sinde´ que no es otro que el poder censurar cualquier contenido no acorde con los valores y metas de quien gobierne en este momento.

Una de las razones por las que opino lo anterior es que el gobierno respalda una ley de esta magnitud alegando nada menos que la importancia de la supervivencia de la cultura española y así salvaguardar los derechos de los autores para asegurar los beneficios por sus trabajos. Un argumento que cae por su propio peso ya que es totalmente chistoso por no decir desagradablemente repugnante el intentar colar tal mentira sin escrúpulos.

Cuando digo que dicho argumento es una mentira no es sin pruebas: alegan que dicho sector está teniendo pérdidas y que por mucho que se esfuercen son lapidados por una influencia externa a ellos, en este caso internet. Pero si analizamos los datos de 2010 y vemos que pese a ser un mal año para toda la economía española la SGAE aun así pudo facturar un 7,7% más que en 2009 que viene a ser en total la escalofriante cifra de 365 millones de euros. Cuántos desearíamos estar en esta mala situación ¿verdad?. Con este sencillo dato queda claro que el respaldar a la “cultura” española no es realmente el objetivo principal de nuestro gobierno ya que con semejante ingreso ya se puede sostener solita, y aun así perciben subvenciones.

Es esto lo que me hace pensar que el principal interés del gobierno al instaurar esta ley, respaldada por hipócritas que facturan sus fortunas fuera de nuestras fronteras, no es otro que el poder poner ´tachones negros´ en la red, ¿no os recuerda algo?

Algo que me hace pensar en este trasfondo es sencilla y llanamente que al detectar uno de los fallos más grandes de esta ley ante un sistema globalizado como es internet, y pese a estar ya aprobada, ahora se ha modificado permitiendo censurar sitios y contenidos ajenos a nuestros país.

Esto me recuerda a libros de historia donde se explicaba que no hace tantos años se realizaba una censura en los libros de nuestro país y para poder leerlos sin censuras teníamos que tener la suerte de que algún libro se salvara de esos temidos tachones negros que por lo general eran traídos como contrabando.

Después de analizar estas cuestiones me surge la siguiente pregunta ¿estaremos a salvo de estos tachones electrónicos? o peor si cabe aun ¿cómo permitimos esa censura descarada sin poner el grito en el cielo como se hizo en su día?

Bajo mi punto de vista creo que es repulsiva cualquier censura, aunque el que la haga realizar sea un régimen fascista o bien un gobierno de izquierdas. La censura sigue siendo algo en contra de la libertad y los valores morales para el progreso de una sociedad de hombres libres. Aún más triste es que sean los mismos que quieren implementar esa censura los que han defendido de palabra el rechazo a la misma en otros aspectos de la vida.

Lo dicho, queridos lectores, mejorando el pasado. Antes ante tales cosas nos hubiéramos indignado arriesgando en muchos casos hasta la propia vida, hoy en día somos un rebaño indefenso e incapaz de pensar y asimilar por nuestro propio criterio. Aún va bien España para como debería de ir con semejante lacra política y ante la pasividad social que valora más la ignorancia y la estupidez a la pasión de superación y amor por la sabiduría.

Terminaré definiendo esa parte de la sociedad española con una sola palabra: hipócritas. Un artículo con ese título en pleno franquismo causó una explosión política que nuestros gobernantes-censorse, con su incultura, probablemente ni conozcan.

Sergio Cervera

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 27 de abril de 2011, sección “Ruta Norte”.
http://www.elsemanaldigital.com/blog/hackers-contra-hipocritas-como-psoe-restaura-censura-114160.html