El PSOE aspira a ganar las elecciones, y cree que Rubalcaba puede

Por Pascual Tamburri, 18 de julio de 2011.

Alfredo P. Rubalcaba aspira a la presidencia del Gobierno. Con todas las encuestas en su contra, no es imposible que haga frente a Mariano Rajoy. Y España no necesita más incertidumbre.

Pocas veces ha sido Juan Luis Cebrián tan explícito en su opinión sobre qué debe hacer el PSOE: Alfredo Pérez Rubalcaba, “ha procurado, con éxito inicial” devolver “la esperanza” a la izquierda, y según el líder de Prisa debe acudir “a los próximos comicios sin un congreso previo que restaure su maltrecho liderazgo y diseñe un proyecto que le permita recuperar al electorado y elaborar los pactos que el futuro demanda“.

Todo ese maravilloso escenario, según El País, tiene una condición: “José Luis Rodríguez Zapatero debe de una vez por todas abandonar su patológico optimismo y renunciar al juego de las adivinanzas. Los titubeos, las dudas y los aplazamientos a que nos tiene acostumbrados son la peor de las recetas para una situación que reclama medidas de urgencia. Su deber moral es anunciar cuanto antes un calendario creíble para el proceso electoral. Solo así podrán los españoles soportar la levedad del ser” .

¿Qué hace que Cebrián se impaciente con Zapatero? Que la prioridad de él, como la de muchos socialistas, es que el PSOE gane las elecciones generales, y claramente Zapatero no ofrece las mismas posibilidades que Rubalcaba. Esto, como aviso para navegantes, no hay que interpretarlo a la ligera, como si se tratase de un reconocimiento de derrota. Esto quiere decir que el PSOE quiere ganar las elecciones y considera que tiene posibilidades reales de hacerlo.

La misma Elena Valenciano ha sido significativamente ambigua. “Abrir un periodo de incertidumbre política no es ni mucho menos la mejor contribución que podemos hacer a la estabilidad financiera de Europa” no es lo mismo que negar absolutamente todo lo que no sean las elecciones en marzo. Quiere decir, más bien, “las elecciones cuando convengan al PSOE, que pagará lo que sea necesario si cree que le conviene agotar la legislatura” .

Es verdad, sí, que haciendo historia en 1936 el PSOE nos “regaló” a todos los españoles una guerra civil en buena medida por sus divisiones internas. Pero, recordando cosas terribles, nunca olvidemos que tanto en 1993 como en 2004 llegamos a las elecciones como si el partido estuviese ya jugado, y el PSOE le dio la vuelta in extremis. Es normal que los socialistas lleven las de perder, pero aún hay partido, y el PP hará bien en no confiarse y buscar todos los votos. Todos hacen falta y no hay enemigo pequeño.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 18 de julio de 2011, sección “Ruta Norte”.
http://www.elsemanaldigital.com/blog/psoe-aspira-ganar-elecciones-cree-rubalcaba-puede-115962.html