Un brindis al sol. Al sol que más calienta.

Por Pascual Tamburri, 22 de agosto de 2011.

En el Ayuntamiento de Gregorio Ordóñez dos hombres del PP y un alcalde de Bildu celebraron juntos las fiestas. El error no fue difundir la foto, sino olvidar que ETA debe acabar derrotada.

Ha terminado la semana grande de San Sebastián, y sólo la visita del Papa a España ha impedido que la capital guipuzcoana sea el escenario de la foto más comentada del verano. Y aun así quedará entre las más significativas de cara a un otoño político que será tan caliente como estos días de agosto. Porque esto no quedará aquí.

El miércoles 17 de agosto, en una recepción municipal, los concejales populares Ramón Gómez e Iñigo Arcauz brindaron con el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, de Bildu. No sólo ha circulado y se ha publicado la fotografía del suceso, sino también un vídeo poco discreto que hace muy complicado dejar en casual lo sucedido en el salón de plenos de la Casa Consistorial. De hecho, desde que se difundió la imagen, los portavoces del PP a distintos niveles han trabajado para separar al partido de la foto, y sólo en tono menor para justificar a sus dos hombres en San Sebastián.

El PP no debe pagar el error, que no es la foto sino la actitud

En este sentido, Esteban González Pons habló con claridad de error y de patinazo, y dijo que esa actitud de confraternización ni representa al partido ni “traslada lo que el PP piensa sobre Bildu”. Obviamente, puesto que a los votantes del PP presentes, pasados y futuros les quedó muy claro desde hace muchos años que el camino para el fin de ETA es su derrota policial total y su salida total de las instituciones, sin negociación alguna, camino en el que la legalización de Bildu-Batasuna fue y es un paso atrás. Sólo en un segundo momento Antonio Basagoiti reiteró que se trata de un “error” aunque pidió comprensión para con Ramón Gómez.

Gómez, además de excusarse, tiene méritos demostrados. Más que Arcauz, quizás, si la larga militancia en el PP se considera mérito atenuante de un error indiscutible. Pero puede que haber estado muchos años en el PP y en Nuevas Generaciones no sea razón para exculparlos, sino razón de más para ser perfectamente conscientes de lo que estaban haciendo. Si el enemigo es ETA-Bildu y si en defensa de España y de la justicia se trata de derrotar al independentismo, es evidente que uno no puede condenar al diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano (de Bildu) y a la vez compartir pinchos con el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre (también de Bildu) .

Frente a la tentación del buenismo, tolerancia cero

Fue una foto muy, muy, muy desagradable de ver para todos los votantes potenciales del PP. Está claro que según en qué ambientes el buenrrollismo está bien visto, y hay quien se ha adaptado ya a la idea de que Bildu va a seguir en las instituciones, y de que lo “progresista” será compartir con los batasunos vida pública. ¿Lo llamarán tolerancia o lo venderán como modernidad? El buenismo, buenrrollismo, bienquedismo, nació desde luego como enfermedad intelectual y moral, y como tal se ha extendido de la izquierda al centroderecha. Ahora es la corrección política, y termina teniendo la recompensa que a menudo buscan los que padecen ese mal. Pero no por eso deja de ser un mal injustificable, impresentable, intolerable; se manifieste en brindis o en cualquier otra forma de bajada de calzones.

Hay personas, cada vez más personas, cada vez mejor situadas, que sean cuales sean sus convicciones personales están dispuestas a cualquier cosa para tener mejores perspectivas de permanencia y escalada en los cargos. Eso no sólo sucede en Guipúzcoa. Pero brindar con esa gente, así, aunque luego sea recompensado, es y será asqueroso para los que, como Gregorio Ordóñez, creemos que España es lo primero.

Un analista imparcial me hace notar el posible efecto de sucesivos patinazos de distintos representantes del PP (vascos, navarros, asturianos,…) en el resultado del 20 N, cuando todo lo que no sea una mayoría absoluta será un mal. Pero de eso hablaremos otro día, que el otoño aún no ha llegado.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 22 de agosto de 2011, sección “Ruta Norte”.
http://www.elsemanaldigital.com/blog/brindis-calienta-116480.html