El “comando Mas” dejará de chulear a España por las buenas o las malas

Por Pascual Tamburri, 8 de febrero de 2013.

El Gobierno recurrirá ante el Tribunal Constitucional su declaración soberanista. Porque los catalanes ya son soberanos: son parte de la nación española, única e indivisible.

Desde la convocatoria electoral catalana, el Gobierno de Mariano Rajoy ha hecho múltiples esfuerzos por evitar un enfrentamiento político y jurídico con la Generalitat. Con una mayoría inestable y menor que la esperada, Artur Mas sacó adelante en el Parlament el 23 de enero una declaración soberanista que incluye un proyecto explícito de convocar un referéndum sobre la autodeterminación (o la independencia) dentro de esta legislatura.

Rajoy y el PP siempre han sabido que ese camino es un engaño, pero han intentado hacer ver con moderación a los nacionalistas catalanes que los verdaderos problemas de toda España hoy tienen mucho más que ver con el paro y la crisis. Mas se ha cerrado en banda, y ha llegado el momento en que Rajoy se ha plantado.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, comunicó tras el Consejo de Ministros de este viernes que el informe pedido por Alberto Ruiz Gallardón a la Abogacía del Estado sobre la declaración de soberanía catalanista da múltiples razones para presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la norma nacionalista. En breve, el Consejo de Estado enviará al Gobierno otro informe sobre el asunto.

Ambos informes, el que se conoce ahora y previsiblemente el que elabore el Consejo de Estado, parten de un hecho evidente: si el artículo 1 de la Constitución de 1978 reconoce que la soberanía reside en el pueblo español, y sobre ese hecho se construye todo el sistema legal vigente, no hay cabida imaginable para otra soberanía. No cabe imaginar una soberanía superior (como sería una hipotética soberanía regia, que nadie reclama hoy y menos en estas circunstancias), ni una soberanía inferior (como sería la de una parte del pueblo español, escindida del conjunto de la nación).

Rajoy lo ha intentado por las buenas y con acercamientos de todo tipo. Mas ha rechazado ese intento, y persevera junto a sus aliados republicanos y con el apoyo de no pocos socialistas en la idea de afirmar la soberanía propia y distinta de Cataluña, en el camino de la autodeterminación. Su meta es crear un Estado soberano sobre una nación catalana independiente, fuera de España. Y eso no puede ser. Si los actuales gobernantes catalanes no aceptan la evidencia intelectual, Rajoy se planta y sigue a la Abogacía del Estado recurriendo la legislación regional separatista porque es “de naturaleza inconstitucional”.

El presidente del Gobierno hace lo correcto y en el orden adecuado. Primero ha explicado pacientemente, en público y en privado, que ese camino no lleva a ninguna parte. Ahora busca una confirmación legal inapelable de que no hay más soberanía que la de la única nación española. Si después de eso Mas persevera, no le faltan a Mariano Rajoy los medios jurídicos, institucionales y materiales para conservar completa e impoluta la soberanía reconocida en la Constitución.

Conviene recordar algo que a menudo se olvida. La Constitución se fundamenta en la soberanía indivisible de un solo pueblo en una sola nación, España. No crea ni el pueblo ni la nación, que por eso mismo no deben su existencia a la Carta Magna de 1978 sino que son anteriores a ella. Puede incluso modificarse la Constitución, pero no en este aspecto basilar que es la unidad e indivisibilidad de la Patria común de todos los españoles.

Cataluña ya tiene soberanía. Los catalanes son plenamente soberanos, como parte de la nación española. Y no lo son porque lo digan unas instituciones, ni lo dejan de ser porque otras lo nieguen; tampoco depende de la coyuntura económica y social. Esas instituciones durarán unas décadas o unos siglos, seremos más o menos pobres, pero España permanecerá y Cataluña como parte esencial de ella.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 8 de febrero de 2013, sección “Ruta Norte”.
http://www.elsemanaldigital.com/blog/comando-dejara-chulear-espana-buenas–127076.html