El bueno, el feo y el malo, o Rajoy harto de Montoro y Bárcenas

Por Pascual Tamburri, 28 de junio de 2013.

Cristóbal Montoro y Luis Bárcenas han montado un western de acción a costa del PP y del Gobierno, con el presidente Rajoy harto de las noticias que le dan. Sus peores enemigos electorales.

No es una película de Sergio Leone, y los actores principales no son Clint Eastwood, Lee Van Cleef ni Eli Wallach. Pero todos los asuntos que han pasado por las manos del ministro de Hacienda hacen quedar a Cristóbal Montoro como el “feo” del Gobierno, y el ingreso en prisión de Luis Bárcenas dejan al ex tesorero como el malo del PP. O cosas peores, como ha dicho aquí mismo Antonio Martín Beaumont. Así que han oscurecido el que podía haber sido doble éxito de Mariano Rajoy, yendo a Bruselas con un consenso en la mano.

Si no es el feo, a Montoro le está tocando siempre bailar con la más fea. Los trece “errores aleatorios” a propósito de los bienes de la Infanta Cristina llevaron el viernes 28 a la forzosa dimisión de la directora de la Agencia Tributaria, Beatriz Viana, sustituida por Santiago Menéndez. Pero a Viana la nombró Montoro, y el asunto no está explicado ni de lejos, y tiene en pie de guerra a notarios, registradores (ahí, un saludo al presidente Rajoy) e inspectores de Hacienda. Feo es el caso Noós, pero más feo es todo lo que le toca hacer al ministro.

Feo, feo, tanto como tener que anunciar el mismo día de ese cese aún más presión fiscal, tan delicada como subir los impuestos al tabaco y al alcohol (cuidado, cuidado, que media España rural se ha puesto en vilo, y votaba al PP, y eso que perdonan al vino y la cerveza) y el Impuesto de Sociedades, además de mantener el recargo al IRPF y crear un nuevo impuesto ecológico. Y el problema no es sólo el precio electoral para el PP de todo esto, sino que dos años de subidas han demostrado ya que no por subir los impuestos se recauda más.

Casi por suerte, el malo de la película es Luis Bárcenas. Montoro con sus noticias habría hecho sombra a Rajoy de vuelta de Europa, pero Bárcenas ha chupado toda la cámara posible y queda como lo que (casi) nadie discute que es, el malo malísimo. En tres años de acusaciones e imputaciones, Bárcenas ha destruido cuatro décadas de amistad con los dirigentes del PP, amistad íntima con gente tan importante como Javier Arenas y sus amigos, amistad política en todo caso con Mariano Rajoy, que lo eligió como su tesorero tras la “era Aznar“. Después de que el juez Ruz lo mandase en Soto del Real ya no queda (casi) nadie que dé un duro por Bárcenas.

La justiciera interna de Bárcenas ha sido desde hace mucho María Dolores de Cospedal. Ahora, como ella quería, ha dejado de haber contemplaciones. Las cuentas suizas y los dineros oscuros de Bárcenas son problema de Bárcenas, y de quien los tenga, no del PP. Políticamente, el ingreso en prisión hace daño al PP, pero más daño le hacía su libertad con cada vez más acusaciones socialmente insoportables. Ahora, o Bárcenas es responsable de sí mismo y no tiene nada con lo que presionar y chantajear a nadie relevante, o nos hemos encontrado con un juez y un fiscal también justicieros y dispuestos a abrir con lo que el tesorero cuente el melón de una película con muchos muertos y heridos. Las dos cosas pueden ser, y tardaremos años en saberlo salvo que esto tenga otro giro dramático. Lo que ya nadie le quita es a Bárcenas lo de haber sido el malo y a Rajoy lo de no haber sido visto por todos como el bueno en este comienzo de verano de mitad de legislatura.

Y a todo esto le faltaba la banda sonora. Es verdad, la pieza no será de Ennio Morricone. Pero bien puede ponerla el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que a la vez que piensa que el caso Bárcenas va a hacer mucho daño a la estructura principal del PP, ha sido denunciado por donar 140.000 euros como presidente de la Fundación 2016 a la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, es decir al Instituto Nóos, es decir a Iñaki Urdangarin. Y todo eso el mismo día, en la misma escena, en una pieza separada. No me digan que no es una película con mucha acción. Tenemos que ver si termina como empezó.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 28 de junio de 2013, sección “Ruta Norte”.
http://www.elsemanaldigital.com/blog/bueno-malo-rajoy-harto-montoro-129857.html