Podemos y sus aliados del Opus Dei, con algo de escándalo

Por Pascual Tamburri, 15 de junio de 2014.

El representante de la izquierda abertzale Rafa Larreina ve en Podemos un aliado. Qué buena idea, una alianza entre un miembro del Opus Dei y un partido marxista y abortista. ¿Explicaciones?

El pasado viernes 30 de mayo, antes de la marcha de Juan Carlos I, en medio de la resaca electoral provocada por el sorpasso de Bildu sobre el PNV y la aún mayor derivada del triunfo de Podemos, se unió una nueva sorpresa a nuestro panorama político (y moral). En una entrevista, nunca matizada ni desmentida luego, el diputado de Amaiur Rafa Larreina expresó la disposición de EH Bildu a llegar a acuerdos con todas los partidos, también con Podemos, siempre que exista una apuesta clara por “la soberanía y el derecho a decidir del pueblo vasco” y por “otro modelo de sociedad basado en la justicia social”.

En la superficie no hay grandes novedades: a) los nacionalistas están dispuestos a cualquier alianza que les dé la envergadura política de la que carecen para alcanzar la autodeterminación (incluso pactan entre sí, jeltzales y etarras, que no es lo de menos), y b) los nacionalistas saben que en Podemos tienen un aliado potencial, ya que es conocido el internacionalismo más antiespañol que otra cosa, característico de esa particular rama del marxismo-leninismo. Es perfectamente imaginable que Podemos busque aliados separatistas para hacer su revolución antiespañola, antisistema, antiburguesa (siendo conocida la admiración doctrinal y organizativa de Pablo Iglesias por Eta-Batasuna), y es coherente que reputados enemigos de España como son los nacionalistas, y más aún los proterroristas de Bildu, busquen aliados en la extrema izquierda antisistema para su proyecto independentista. Era de esperar y hay precedentes de todo.

Pero precisamente porque hay precedentes llama la atención que quien piense y diga eso sea justamente don Rafa Larreina. Y que se le anime a decirlo o no se le corrija (fraternamente) al hacerlo.

Rafa Larreina defiende pactar con Podemos “otro modelo de sociedad basado en la justicia social”, es decir un acuerdo que no se ciña a la independencia sino que se extienda a una reforma política y social profunda. Sabemos qué reforma propone Podemos (y sabiendo que ideológicamente sus líderes y fundadores son trostkistas, sólo podemos imaginar que si hay una parte oculta será más radical): un Estado laicista integral, fin de la educación privada, católica o no, impuestos más altos, aborto libre, eutanasia, para empezar. No dudo que Bildu puede ponerse de acuerdo con Podemos en todo eso y mucho más, su fuente es la misma. No dudo que a Larreina le gustaría tener el apoyo de Podemos en su independentismo. Ahora bien, ¿quiere el diputado Larreina, socio del Opus Dei, un pacto de gobierno que incluya menos libertad, más socialismo, fin de la enseñanza católica y todo tipo de agresiones a la vida legalizadas? ¿Un católico, y uno militante además, exhibiéndose entre violentos antisistema y verdugos de ETA, va a santificar su tarea publica?

Como decía el santo marqués de Peralta, “el hombre de fe sabe juzgar bien de las cuestiones terrenas“; y aunque se pronunció en una meditación en 1947, es seguro que nuestro hermano Rafa Larreina la ha leído y escuchado muchas veces después. Sabiendo esto, hemos de pensar: o que el juicio separatista, antinacional, coabortista y comarxista de Larreina no es bueno, y entonces tendrá que ser mejor orientado por quien tenga esa tarea; o que quien la tiene sí cree que es un buen juicio de un hombre de fe (o al menos conveniente para medrar), y entonces tendrá que explicarse a todas las generaciones de personas llenas de amor a España y a la vez a esa Prelatura que esas cosas son posibles, y que sus ayudas y sus esfuerzos se usan también para amparar a personas que piensan y actúan así. No sólo contra España, cosa que según a quien no se le cuenta, sino también de la mano de etarras, batasunos y trostkistas. Ya que son hijos “libérrimos” no digo yo que renuncien a su libertad de pensar y elegir, desde luego; pero sí que traten de no engañar a nadie (más) vendiendo un producto que ya no existe si es que alguna vez existió.

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 15 de junio de 2014, sección “Ruta Norte”.
http://www.elsemanaldigital.com/blog/podemos-aliados-opus-algo-escandalo-135987.html