Asirón politiza San Fermín y miente además (vaya sorpresa)

Por CAIUS (Pascual Tamburri), 24 de junio de 2015.

El nuevo alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ya nos va aclarando quién es, qué quiere y adónde va. Ya ha dicho que el 8 de julio asistirá al homenaje que el ”colectivo“ Sanfermines 78 Gogoan organiza en recuerdo de Germán Rodríguez, el joven de extrema izquierda que murió a disparos en las fiestas de 1978, a la salida de la plaza de toros.

Asiron, varias veces ya desde que fue nombrado alcalde, defendió que es “el momento de que el Ayuntamiento de Pamplona y el alcalde como representación del Consistorio tenga una presencia en ese acto”. El líder batasuno ha dejado claro que como “hemos venido diciendo en precampaña y campaña sobre la reparación, el recuerdo y la memoria”, habrá “una representación del Ayuntamiento en la persona de su alcalde en los actos de conmemoración y de recuerdo de Germán”.

Una vez más el colectivo en cuestión ha pedido que su acto de homenaje se incluya en el programa oficial de fiestas. Asiron ha dicho de momento que “eso es una segunda propuesta, un segundo nivel” y que es “algo que no hemos entrado de momento a valorar”. “Lo tenemos que valorar, lo hablaremos con el resto de grupos y en su momento se tomará la decisión”. Es decir: sí, pero de momento empezamos con dar a la cosa el respaldo de la presencia del alcalde. Lo que obliga a todos a recordar, o a aprender, qué se conmemora el 8 de julio en Pamplona. Y eso nos ayuda a entender quién es Asiron y qué nos trae.

¿Quién era Germán Rodríguez?

Dice Asiron que Germán Rodríguez era “un mozo de Pamplona que asistió en un momento dado a una función taurina y a la salida murió víctima de un disparo”. Cierto; y ciertas son más cosas.

Germán era un miembro de la Liga Comunista Revolucionaria o sea Liga Komunista Iraultzailea (LKI). Que no era una ONG, sino un grupo de activistas que nació en la VI Asamblea de un grupo algo más conocido llamado… ETA. Hay que entender a los marxistas, ellos son así: todos querían la independencia, Navarra y la revolución comunista, y todos estaban de acuerdo en el terrorismo como medio para conseguirlo. Pero tenían y tienen sus discrepancias, y los de LKI eran más bien trostkistas. Pero no por eso menos etarras. El lema de los de Germán era «Iraultza ala hil» (Revolución o muerte).

¿Qué pasaba en Pamplona en 1978?

Pamplona 1978. Pamplona de violencia, con terror sin respuesta en las calles. Terror de ETA y su entorno contra todos los demás. En mayo, una turba de proetarras asesina en la calle Chapitela al subteniente de la Guardia Civil Juan Eseverri. Cinco detenidos por el crimen, en la cárcel de Pamplona. Resultado: en el mes anterior a San Fermín, máxima tensión en las calles, manifestaciones violentas continuas, pidiendo la libertad de los detenidos. La policía llega a un nivel en el que no sabía ya qué hacer. Los políticos, en general, en silencio. Y ajenos al funeral del asesinado y ninguna condena significativa.

Pidiendo la libertad de los simpáticos asesinos, el 3 de julio un grupo de personas ocupó el Ayuntamiento de Pamplona y se encerró en él, iniciando una huelga de hambre. Más tensión, más violencia. Pedían amnistía para los presos políticos y libertad para los cinco. Mientras, en las manifestaciones, se quemaron banderas de España y se colocaban por la fuerza, también en edificios públicos, ikurriñas. Todo eso, por supuesto, lo hacían grupos nacionalistas y violentos. Como LKI.

San Fermín 78. Con el Ayuntamiento ocupado, el chupinazo se tiró desde el primer piso, no hubo invitados en los balcones y la tensión política era máxima. Violencia en la calle el 6 tras el cohete, cuando un grupo de encapuchados intentó quemar una bandera española en la Plaza del Castillo, y otro grupo de jóvenes se lo impidió y llevó la bandera al Gobierno Civil. Violencia el 7, cuando por vez primera en todo el siglo estuvieron ausentes de la procesión del Santo la compañía de honores del Ejército, la banda militar y el Gobernador Militar, y eso porque el Ayuntamiento no los invitó. Así se pierden las tradiciones…

¿A que eso no se lo han contado los que hoy quieren utilizar la muerte de Germán?

¿Qué pasó de verdad con Germán Rodríguez?

San Fermín 78. Politización en una sola dirección, imposición pro etarra. En la corrida del día 8, siguiendo con la tensión, un grupo de manifestantes irrumpe en la arena de la plaza de toros con una pancarta verde en la que con letras blancas se leía: ‘Amnistía total. Presoak kalera. San Fermín sin presos’. Empezaron a dar una vuelta al ruedo, y empezaron enfrentamientos violentos entre partes del público de la misma plaza.

Al final, entraron unos 40 agentes de la Policía Armada con material antidisturbios que, siguiendo las órdenes del comisario que estaba a su frente, cargaron contra los manifestantes. A partir de ese momento la violencia, larvada durante más de un mes, se extiende a toda Pamplona primero en la Plaza de Toros, y después en el resto de la ciudad. Manifestantes, policías, ataques a la Policía, abandono de la parte vieja por parte de ésta, carreras, barricadas, turistas aterrorizados, pelotazos, piedras, gases lacrimógenos. Un espectáculo resultado de la acción violenta de los independentistas en defensa de asesinos detenidos.

El Gobernador Civil Ignacio Llano, nombrado por el Gobierno centrista de Adolfo Suárez, convocó a los representantes sindicales, políticos y a representantes de las peñas para intentar apaciguar la situación, sin lograrlo. Agobiada, la policía intentó imponer el orden en la Plaza de Toros sólo hasta las 21’00 horas; se retiró después a defender el Gobierno Civil. Hubo violencia, agresiones y también disparos en esas horas entre navarros de distintas ideas y también entre abertzales de diferentes matices. Germán Rodríguez cayó muerto de un tiro en la cabeza en la avenida de Roncesvalles sobre las 22’00 horas, hora a la que no había Policía en la zona. La Policía Armada hasta las 24’00 horas no patrulló esa zona de nuevo. Para entonces, Germán estaba muerto y la violencia que los suyos habían iniciado y querían estaba desencadenada.

¿Y qué quieren conmemorar los de ETA-Bildu-Asiron?

En 1978, después de dos días de luto, de refuerzos policiales de emergencia y de más violencia, el día 11 el alcalde anunció desde el balcón consistorial que las fiestas quedaban definitivamente suspendidas. Nadie ha sido nunca acusado, encausado, procesado ni mucho menos condenado por la muerte de Germán Rodríguez. Y esto por una muy buena razón: porque sólo la ”verdad oficial“ abertzale dice que lo pudo matar la Policía. Teniendo en cuenta las costumbres de los grupos terroristas, los candidatos a haberlo matado son muchos más.

Asirón rinde homenaje a un colaborador de un grupo pro etarra, lamentablemente muerto de un disparo y usado sin fundamento alguno para acusar durante 37 años a la Policía. Cierto que en 1978 hubo mucho desorden y mucha violencia, y cierto que se pudieron evitar mejor. Pero el origen de ese caos y de esa violencia que al final terminó con la vida de Germán está en los amigos de Germán. Y eso el alcalde Asiron, que es batasuno, lo niega y lo oculta. Así que yendo a ese homenaje y no a los de los militares cuyos asesinos sí conoce muy bien el alcalde miente e insulta a la mayoría de los navarros.

CAIUS (Pascual Tamburri)
Navarra Resiste, 24 de junio de 2015.
http://www.navarraresiste.com/2015/06/asiron-politiza-san-fermin-y-miente.html