Mario Farneti, el gran error de la ficción histórica en español

Por Pascual Tamburri Bariain, 28 de agosto de 2015.

El lector español disfrutará cuando se traduzcan las dos trilogías de utopía histórica de Fario Farneti. Un verdadero placer que alguna editorial convertirá en gran negocio.

El lector español disfrutará cuando se traduzcan las dos trilogías de utopía histórica de Fario Farneti. Un verdadero placer que alguna editorial convertirá en gran negocio.


“Occidente” y la trilogía de novelas que se inicia con esa obra son lo mejor de Mario Farneti. Imagina un mundo europeo si esta crisis mora; anticipa el yihadismo; y divierte al lector. Ucrónico y atrevido.

Empecé el verano reconociendo que cada año vuelvo sobre Runciman (a ser posible hacia el 15 de julio siempre que se pueda el primer volumen de la Historia de las Cruzadas, por lógicas razones), sobre Franco Cardini, Ernst Kantorowitz, los Salas Larrazábal o Renzo De Felice en lo histórico, y en ficción sobre Jean Raspail hoy más que nunca, sobre Jean Lartéguy y obviamente siempre Tolkien. Novedades aparte, el gusto de los viejos amores en papel es especial. No es rutina, es saborear lo que ya sabemos que va a darnos hermosas horas, lo que quizás ya ha hecho durante bastantes años y veranos. Y citaba, aunque sólo de pasada, “las ocurrencias de Mario Farneti” .

No traicionamos la historia, por otra parte, apreciando el juego literario de la ficción, la distopía y la ucronía, e incluso el de la ciencia ficción. Es moda ya hace unas cuantas décadas y ahora más en este siglo zombi, la realidad virtual, los mundos alternativos, la dimensión utópica, distópica, ucrónica, con variantes históricas, mitológicas o científicas. Han aparecido nuevos mundos, se han recreado otras versiones del nuestro, que pueden quedar más o menos cerca de lo que la historia fue, o dejó de ser, o podría haber sido. Y todo eso dando lugar a una literatura que hay que valorar no sólo por la calidad de su base en el pasado y de su originalidad… por la calidad de sus textos en sí mismos.

Pues bien, sorpresa y novedad en estos dos meses sin tiza ha sido un ejemplo particularmente logrado de esa nueva literatura, el Gladius Imperii (De Iuliani Reditu) de Mario Farneti. Cierto, en España la ucronía tiende a considerarse un “género muy menor”. Pero desafío a cualquier amante de la ficción a leer sin satisfacción esta novela, y en general toda la obra ucrónica y de historia-ficción del siempre sorprendente Farneti.

Mario Farneti, aparte de su trabajo como periodista en Tele Fano y en la agencia Pressitalia, y como anticuario, se ha consagrado como escritor. Lo hizo primero con una novela rompedora, Occidente, y luego con la trilogía engrazada en ella, compuesta de Attacco all´Occidente y de Nuovo Impero d´Occidente. De las tres ha salido todo un mundo de ficción, sobre el que siguen brotando cómics, relatos y ambliaciones en ebook (la serie Romano Tebaldi legionario). Luego vino, en un mundo completamente distinto en argumento pero similar en planteamiento, Imperium Solis, y después la para mi recién descubierta Gladius Imperii.

Lector de Tolkien como no podía ser menos, Farneti obtuvo para Occidente una crítica muy positiva del The Times, aunque la novela no había sido (aún) traducida al inglés. Y sólo por miopía ideológica zurda algún pobre iluso lo acusó de ensalzar la historia del fascismo. La verdad es que las tres novelas han obtenido premios nacionales e internacionales que sólo reconocen la capacidad creativa, y embelesadora, del autor. Autor que además ha sido condecorado por el presidente la República (comunista) .

Imaginemos un mundo en el que los “ragazzi di via Panisperna” (liderados por Enrico Fermi) no sólo crean el primer reactor nuclear a fisión sino que… se quedan en Italia. Una Italia que, confirmada como gran potencia mundial en los años 30 del siglo XX, no promulga leyes raciales (y por tanto Fermi no marcha a Estados Unidos) y no entra en la Segunda Guerra Mundial. Pero eso sí, sí entra, reforzada y modernizada, en la Tercera Guerra Mundial: la que enfrenta a finales de años 40 a las democracias, que han derrotado a Hitler, y a Stalin. Ucronía con un punto de arranque (aparte lo que no se puede contar sin desvelar misterios al futuro lector) más que verosímil, una coalición occidental anticomunista, que vence unida tras una dura lucha en Rusia bajo el liderazgo moral de… Benito Mussolini. Con la MVSN acorazada vencedora en Smolensko y conquistadora de Moscú en 1948. Por qué no, si el que lo cuenta lo cuenta bien.

No es tan complicado imaginar un Imperio italiano superviviente bajo el fascismo en la segunda mitad del siglo XX. Italia con Plan Marshall, sí, pero a la vez con armas nucleares y colonias. ¿Y un cardenal-Secretario de Estado, y luego Papa, que se llamase… Giulio Andreotti? Farneti combina lo que realmente sucedió con lo que no sucedió y las consecuencias de los cambios, siendo a la vez verosímil, fantástico y divertido. Una monarquía siempre engañosa, un Galeazzo Ciano leal heredero de su suegro y 80 años de historia reescrita. Aparte de premonitorio, en las grandes migraciones y en las luchas religiosas que después turbarán el mundo, Farneti es amable de leer. La mayor parte de ucronías sobre el siglo XX han versado en torno al nazismo, y ésta es diferente, y el lector español se merecería su traducción y publicación aquí.

La mejor prueba de esto nos la encontramos, desde luego, en Imperium Solis y ahora en Gladius Imperii. Imaginemos un siglo IV en el que Juliano el Apóstata no fuese asesinato, y sobreviviese machando hacia el Oeste con una legión… Más allá del Océano, la Merópide (que nosotros llamamos América) es descubierta, colonizada y convertida en sede de un exitoso imperio pagano, mientras durante una generación más Roma se cristianiza y vive sucesivos golpes de vecinos y de bárbaros. Farneti cuenta primero cómo un continente se romaniza, y después cómo Juliano vuelve al Viejo Mundo a retomar y reordenar Roma, contando a la vez cómo fue el Imperio y cómo pudo ser en este caso. Lo difícil es parar de leer cuando uno se engancha, y lo que más duele es que la novela se acabe.

Por eso, sabiendo que en España triunfa esta fición, hay que pedir a las editoriales que se atrevan con Farneti. Sin comparar uno con otro, la novedad de historia-ficción de Valéry Giscard d´Estaing (La victoria de la Grande Armée, editada por Edhasa) no es desde luego nada desdeñable ni desagradable; pero tiendo a pensar que ha sido más el nombre de su autor que el gusto del lector el que ha favorecido la traducción. No se equivocará quien traduzca aquí a Farneti, no sé si empezando por Mussolini o por Juliano; pero que el error sea sólo un retraso.

Pascual Tamburri Bariain

Pascual Tamburri Bariain
El Semanal Digital, 28 de agosto de 2015, sección “Libros”.
http://www.elsemanaldigital.com/mario-farneti-gran-error-ficcion-historica-espanol-143808.htm