ETA agrede y Podemos aplaude mientras Pamplona responde

Por Pascual Tamburri, 28 de marzo de 2016.

El primer Aberri Eguna con Bildu y Podemos en el poder. El último antes de la gran batalla por Vitoria. Esperaban la Pamplona sumisa y timorata de UPN. Pero se han encontrado otra.

Como cada Domingo de Resurrección los batasunos y todo el independentismo marxista y asimilado, convocado por la “red independentistak”, celebró su ‘Aberri Eguna’. Este 2016, como es lógico, tenía que ser en Pamplona, ciudad conquistada y con alcalde de Bildu. Es inútil contarles, otra vez, que no tiene sentido ser militantes anticristianos y a la vez celebrar la Pascua… ya los hemos visto, mientras atacan a los católicos, presidir como ediles las procesiones. Incoherencia, se llama; pero las hay peores.

Por un lado, en el Aberri Eguna tuvimos lo de siempre. Es decir, gente recopilada de todas las provincias, minoritariamente de Navarra, pero dominando la vida del centro de Pamplona ese día. Unos 10.000 y no más, de hecho menos que otras veces, y ausencia total del nacionalismo “moderado”, que es su aliado pero los conoce y los teme. Estaban los de siempre ellos solitos y con la dinámica de siempre. Sortu, Amaiur, EA, Aralar, Eusko Alkartasuna, Alternatiba, los sindicatos ELA y LAB, y tribus varias como Udalbiltza, Gazte Abertzaleak, Ikasle Abertzaleak y la meta común la ‘Independentzia’. Ya es una rutina, ahora con banderas de Navarra castradas, con la estelada de Cataluña o la bandera de Palestina, sus txistularis, su ‘Ator, ator’. Casi un rito tribal y religioso, más aburrido para sus propios jóvenes que la Misa de Pascua, si no fuese por los excesos de consumo estimulados.

Lo de siempre también en cuanto al contenido. ETA preside y marca el ritmo, y anuncia ante el acto en público que no fue un “error” empezar a matar y que “no se equivocó” al comenzar su actividad criminal. Sigue existiendo ETA, lo que sigue siendo un delito, tanto como dar pie a actos de homenaje a ETA o de agresión verbal a España como éste. La ETA desea que la celebración del próximo año reúna a todos, “incluidos quienes aún no han hecho suyo este día. Porque el reto que tenemos es construir un proyecto popular, entre todos y para todos”. Suavizan las formas, hablando de “derechos sociales” en vez de socialismo, porque lo que quien es evitar esta situación política en la que su premio político a cambio de nada se les escurre entre los dedos. Siguen sin renunciar a los beneficios de haber matado y de seguir existiendo para poderlo hacer. También porque si no alguno de sus polluelos puede tener malos pensamientos borrokiles.

Están contentos, como ETA manda, de lo que ha pasado en Navarra, pero temen el futuro, quizá porque temen la reacción popular al predominio evidente de las ideas de la “izquierda abertzale”. Siguiendo lo que ETA anuncia, pero a la vez abriéndose a las necesidades electorales, el portavoz de Sortu, Pernando Barrena, ha dado, además, la bienvenida a “todas esas personas que llegaron a Euskalherria en los años 50, 60 y 70, sobre todo de la península ibérica: de Castilla, León, La Mancha, Galicia, Extremadura, Andalucía” y también a los que han venido de otros países. “Todas y todos juntos vamos a construir, desde la diversidad, un futuro en democracia, justicia social, igualdad y libertad”. Qué dirían Sabino Arana o Federico Krutwig al escucharle. Pero claro, es el oportunismo táctico leninista en su versión local. Veremos si se consolida.

Por otro lado, vimos algunas novedades desagradables, como lo suele ser todo lo relacionado con los enemigos de la higiene y los amigos de los policonsumos. Ha nacido y se ha adherido a su manera Podemos, que pide que los ‘vascos’ puedan “decidir su futuro libremente”, y hablan de una “patria inclusiva en la que quepan todas las identidades” en un acto para pedir el “derecho a decidir”. Podemos se anuncia como cómplice del separatismo, llevando al redil batasuno a jóvenes ilusionados con un sistema más justo… como el que nunca encontrarán en una Euskalherria soviética. Luego ya pelearán entre ellos.

También, eso sí, una novedad agradable e importante. Dice un medio local que “al paso de la manifestación por la avenida del Ejército, unos desconocidos han prendido unos botes de humo con los colores de la bandera española.” Esto dicho en las palabras de medios sumisos al poder “venga de donde venga”. ¿Dirían que este gesto de afirmación española y popular ha “enturbiado” el evento? Más sencillamente, que “cuando la manifestación, la menos numerosa de los últimos años, pasaba por la avenida del Ejército de la capital navarra, varios desconocidos han lanzado unos botes de humo desde el interior de la Ciudadela de Pamplona… Los tres botes de humo, dos rojos y otro amarillo, han formado una vistosa bandera de España que podía verse desde distintos puntos de la ciudad… Algunos de los manifestantes convocados por la antigua Batasuna, que portaban decenas de ikurriñas y otras banderas independentistas como la catalana, han silbado y pitado al comprobar esa enorme bandera de España a su paso.

No, no eran jóvenes del PP ni tiernos militantes de UPN, pues si los hay no parece que vayan a dar la cara jugándose sus ansiadas sillitas. La cuestión es más bien que Pamplona y Navarra no se dejan pisar más, y se dan cuenta de que la pasividad de décadas de los políticos profesionales, su renuncia a los principios, sus miedos a la verdad, sus leyes acomplejadas, su estímulo al rival y a sus socios, han dejado a los abertzales llegar hasta aquí. Y de donde están sólo saldrán porque algo mejor, salido de la gente normal y hablando sin miedo de España, avance y dé garantías de que no habrá más miserias institucionales como las vividas desde la Transitoria de Jaime Ignacio Del Burgo y la boina de Juan Cruz Alli en un Nafarroa Oinez hasta la zonificación del PSOE y las masivas subvenciones a la propaganda abertzale disfrazada de educación y cultura en todos los timoratos años de UPN hasta Barcina. Lo que fue causa del problema jamás podrá ser solución. La solución tendrá que ser una nueva Navarra.

Pascual Tamburri Bariain
Es Diario, 28 de marzo de 2016, sección “Ruta Norte”.
https://www.esdiario.com/265439741/ETA-agrede-y-Podemos-aplaude-mientras-Pamplona-responde.html