Homenaje a los reyes SIN los reyes, otro paso genial de Uxue Barkos

Por CAIUS (Pascual Tamburri), 4 de julio de 2016.

Los Reyes y Reinas de Navarra fueron homenajeados en Leyre el 3 de julio. Un gesto de continuidad hacia anteriores Gobiernos y Diputaciones. Pero también un gesto de ‘kanvio’ en una semana con muchas sorpresas y ‘kanvios’. ¿Navarra ya no es Navarra o Uxue ya no es Uxue?

En 1990 se creó el Premio Príncipe de Viana de la Cultura y se decidió que su entrega se realizara en el monasterio de San Salvador de Leire, coincidiendo con el Homenaje a los Reyes de Navarra. Entre 1993 y 2015, don Felipe, antes Príncipe de Asturias y de Viana, ha entregado el premio y ha presidido el Homenaje a los Reyes en Leyre. En 2016 el Cuatripartito decidió cambiarlo todo.

No es que los reyes de España, herederos de los reyes de Pamplona de los siglos X, XI y XII y de los sucesivos de Navarra, no hayan podido venir… de hecho han venido, y esta misma semana. Estuvieron en la mayor empresa de Navarra, el 29 de junio, visitando la fábrica de Volkswagen Navarra, ubicada en el polígono industrial de Landaben, con motivo del 50º aniversario de su instalación en la Comunidad foral. Y esa mañana habían inaugurado algo muy relacionado con la Universidad de Navarra, el IV Congreso Internacional de Arquitectura en el Palacio Baluarte de Pamplona. Pero el Cuatripartito quería un homenaje a los reyes de ayer sin los reyes de hoy.

En el fondo, es lógico, hasta donde algo del Gobierno Barkos pueda ser lógico. Es una alianza mal avenida de cuatro grupos que entre las cosas que comparten tienen el republicanismo, el antifranquismo, el antiespañolismo, el anticatolicismo y la manipulación del pasado en su ‘memoria’.

Así que lógico que el Cuatripartito, republicano, no invite a Felipe VI. ¿O no?

Igual no tan lógico, porque aunque no se invite a este rey, el centro del acto de Leyre era un homenaje a los reyes que fueron. Y la vicerrectora de la UPNA historiadora Eloísa Ramírez Vaquero lo dijo clarito “Leyre siempre el núcleo originario de la familia regia y el referente histórico del reino mismo”. ¡Qué lejos ha llegado el euskera!

Lógico sí es que el acto desde 2016 tenga ”carácter civil“, o sea que es un homenaje sin parte religiosa, por voluntad del Cuatripartito ”laico“ (exceptuando eso sí partes muy devotas de Geroa y hasta de Bildu).

O quizá no tan lógico, puesto que yendo a Leyre por una parte se reconoce la identidad cristiana de Navarra desde antes de tener nombre, y por otra se asume que un monasterio católico, benedictino, tenga un papel en la vida pública… como siempre lo ha tenido. Y el anfitrión del acto fue dom Juan Manuel Apesteguía Martínez de Goñi, abad mitrado del monasterio.

Bueno, al menos cambiando el acto del todo dejará de ser un acto ”franquista“ y volverá a sus tradiciones… ¿O no?

Parece que no del todo, ay. Porque el homenaje a los reyes de Navarra (ahora ”reyes y reinas“, a pesar de las indicaciones de la RAE), lo empezó en 1973 la Diputación franquista, con Amadeo Marco y tal, incluyendo un funeral, una corona de flores y un donativo al monasterio en agradecimiento a la custodia de los restos reales. Todo eso abierto al público. Así que malamente la ”novedad“ de 2016 es la apertura al público, que es más bien un regreso al franquismo. Claro que fue el franquismo el que reconstruyó el monasterio y permitió que hubiese de nuevo monjes allí.

Así que ni tan republicano, ni tan laico, ni tan antifranquista… pues vaya papelón el de Barkos. Al menos le habrá salido antiespañolista, ¿no?

Diario de Navarra, aunque da la noticia de esto con mucho cariño hacia los de Uxue Barkos, publicó el día de autos una página del doctor Luis Javier Fortún Pérez de Ciriza –que sabe algo de esto de la historia medieval de aquí- analizando el cartel del Homenaje. Para él se tomó una página del Códice Emilanense, copiada en sus dos tercios del Albeldense, en la que aparecen los soberanos reinantes en 976-992 al copiarse el libro en San Millán de la Cogolla, es decir Sancho II Abarca, la reina castellana Urraca y Ramiro de Viguera y sus modelos los reyes hispanogodos de Toledo Chindasvinto, Recesvinto y Egica. Mala elección si se pretende una identidad navarra ”no-española“, porque hablando de la monarquía pamplonesa ”sus protagonistas no la conciben como un poder basado en la herencia racial o lingüística de una tribu, ni en raíces primitivas o telúricas. Los reyes pamploneses del siglo X y sus colaboradores se consideraban herederos de la España visigoda… La afirmación de su propia soberanía no era incompatible con la herencia común hispana“.

”A los navarros del siglo XXI nuestros reyes del siglo X, mil años más tarde, nos enseñan que afirmar la personalidad de Navarra y homenajear a quienes encarnaron su soberanía sirve también para recordar el marco común hispano en el que siempre se ha desenvuelto el reino de Navarra, superando antagonismos que se tratan de alentar artificialmente…“ Zas, zas, zas. Así que el acto rupturista del ‘kanvio’ ha terminado conlos del Cuatripartito recuperando un acto franquista, en una sede católica, en homenaje a unos reyes y haciendo propaganda de la identidad española de Navarra. Es más, de que sin lo español no hay identidad navarra. ¡Queremos más de esto! El próximo homenaje, directamente a Suintila, que además de rey godo vino por aquí. La lógica de Uxue siempre nos sorprende para bien…

Caius

CAIUS (Pascual Tamburri)
Navarra Resiste, 4 de julio de 2016.
http://www.navarraresiste.com/2016/07/homenaje-los-reyes-sin-los-reyes-otro.html