El Cuatripartito (y el PSOE) contra la religión (sólo la católica)

Por CAIUS (Pascual Tamburri), 8 de febrero de 2017.

El Parlamento ha aprobado hace poco, con los votos del Cuatripartito más los del PSOE, una moción que insta al Gobierno navarro a ”modificar los decretos del currículo de los niveles de enseñanza no universitaria y los decretos de jornada y horario“. Su meta, evidente: que se enseñe en las Escuelas e Institutos el mínimo legal de religión o menos, y sustituir esas horas por otras cosas más progres.

Lo que tiene su gracia, y demuestra que nuestros políticos tienen ellos mismos que estudiar mucho para no hacer el ridículo.

1. Geroa Bai, por boca de Patxi Leuza, cree que este tema hay que enmarcarlo en un contexto de reforma constitucional y de nuevos acuerdos Iglesia-Estado. Mientras, quiere reducir al mínimo legal esas horas contando con la participación de las organizaciones interesadas. Se lo traduzco: el representante del siempre católico PNV quiere que se ofrezca el mínimo de religión; quiere que para eso se aplique su odiada LOMCE; quiere que se reforme la Constitución cuando lo que realmente quiere es que nos salgamos de ella; y quiere cambiar un tratado internacional del Reino de España con el Vaticano, el mismo Vaticano por el que sus antecesores políticos estaban dispuestos a morir.

2. Sí hay coherencia en cambio en I-E, representada por Marisa de Simón, quiere dejar la religión católica en una hora semanal y bajando, y quiere que el resto del tiempo se enseñe Salud Sexual y Reproductiva y Educación para la Ciudadanía. Es decir, que la representante del marxismo-leninismo quiere sustituir una opción libre de las familias (que hasta ahora pueden elegir religión u otras cosas, libremente) por la imposición de SU ideología en cuanto a ciudadanía, política, género y demás. Hay que decir que la heredera de Lenin, de Stalin y de la URSS es totalmente coherente: nada de libertad y nada de cristianismo, nosotros decidimos por todos y vuestros hijos pensarán lo que nosotros digamos. Eso es lo que IU llama libertad, jeje.

3. EH Bildu y su parlamentaria Esther Korres Bengoetxea quiere una educación laica, sin religión en las aulas. Pero no sin nacionalismo euskaldún, claro. Un toque jocoso: Korres ha considerado “un gran paso atrás” que la LOMCE otorgue a la religión la misma categoría que al resto de asignaturas. ¡Pero si es la LOMCE lo que sus compañeros quieren aplicar para cambiar los horarios! Es que no se enteran, qué harán por las tardes en el gaztetxe…

4. Podemos, con Laura Pérez, quiere “eliminar la asignatura de religión de todos los centros educativos”. Otra que no se entera de lo que dice Geroa Bai a la vez: lo que de momento quieren es usar la autonomía creada por la LOMCE a su gusto, no hacer como si no hubiese LOMCE. De todos modos, podemos está en línea: la religión, fuera; pero sólo la religión católica claro, porque el Islam se respeta o te llamamos islamófobo, la religión de género y la del Olenchero se potencian también…

5. ¿Pero el Cuatripartito no eran cuatro? Nooo, en estos asuntos no: el parlamentario del PSN PSOE Carlos Gimeno habla igualmente de ”escuela pública y laica“ y ha votado con los batasunos, los jeltzales, los comunistas y los podemitas. Jaungoikua los crea y ellos se juntan… La cuestión verdaderamente importante no son los empleos de esos 200 profesores de religión, ni la calidad de los mismos. Porque todos conocemos algunos hombres y mujeres ejemplares entre ellos, pero también unos cuantos que mejor que no enseñen ni religión ni nada. Estamos hablando de libertad, de la libertad de las familias de elegir la educación de sus hijos. El Gobierno de Navarra no la quiere, y en religión es militantemente anticatólico, más que antirreligioso como demuestra su posición respecto al Islam, sus costumbres, sus fiestas o su enseñanza. Se merecería una Iglesia militante pero de momento ya vemos que no la tiene, primum vivere…

Una primera conclusión: el PSOE es lo que es. Comparte ideología progre con la extrema izquierda, sus escasísimas juventudes se dicen republicanas y revolucionarias… El error Sanz, el error Barcina, y ahora el error Esparza es creer que hace falta el PSOE para defender Navarra, cuando no todo el PSOE de aquí realmente cree en España. Muchos, a la mínima, se van con los otros. No habrá mayoría segura si depende del PSOE (y de paso pedirán la presidencia del Gobierno y que sigan las políticas progres).

Otra conclusión: UPN es, pero no es. Un rato sí, un rato no, y que no me llamen derechista. Un rato libertad de educación pero luego gobiernamos y no, o sólo para los amigos… Voto contra esto de la educación religiosa, pero luego aplaudo las políticas de ”género“. Eso es como ser un parlamentario profesional, supuestamente supercatólico, superfamiliar y superespañol y luego poner mala cara si hay una bandera española en un homenaje a las víctimas. La prioridad es volver al poder, y eso es el vació absoluto si no se sabe de verdad para qué.

Una conclusión pequeñita en votos e importancia: el PP aquí dice que es, pero luego es menos que nadie, excepto a la hora de pactar en dineros con los prelados que se dejen pactar. En todo caso, bien en el voto de esto de la educación, pero luego lo importante es quedar bien con Génova y que los de UPN nos dejen unos cargos y así.

Una solución: si estuviésemos hablando de la enseñanza de la religión MUSULMANA habría habido unanimidad sumisa. Nadie querría decir de Islam lo que han dicho del catolicismo, ni mostraría dudas o reticencias. ¡Es terrible que te llamen ”islamófobo“, pero ”cristianófobo“ es un mérito progresista! Es lo correcto en política, y estamos hablando de políticos profesionales. Claro, el problema es que Navarra es culturalmente católica sin duda, y en su mayoría también en lo religioso.

Caius

CAIUS (Pascual Tamburri)
Navarra Resiste, 8 de febrero de 2017.
http://www.navarraresiste.com/2017/02/el-cuatripartito-y-el-psoe-contra-la.html