Defienda bien la identidad ‘anticatalana’

Artur Mas espera terminar el verano de 2013, tras su carta de julio a los Reyes Magos, dando un paso más en su plan de secesión. A la manipulación ya rutinaria de la historia de 1714 en la ‘diada’ del 11 de septiembre se suma un simposio propagandístico “España contra Cataluña”. Y es que para el nacionalismo catalán el objetivo es claro: convencer a los catalanes, al resto de españoles y al resto del mundo de que Cataluña es como ellos dicen y de que sus raíces se hunden en un pasado que es como ellos lo cuentan. Gracias al control totalitario de la cultura y la educación lo han conseguido en su región y gracias a la ayuda de la izquierda y a la fláccida indolencia del centro lo han conseguido en las demás.