Terrorismo, justicia, dos pesos, dos medidas

Cuando fueron asesinados en Atenas dos jóvenes afiliados de un partido político legal y en pleno crecimiento social en su país, los medios dominantes y los políticos profesionales en Occidente acusaron de terrorismo… a las víctimas, y no a los criminales. Quizá sea un nuevo criterio, que España ya conoce muy bien. Quizá sea sólo la aplicación de uno ya muy visto en esta Europa: depende de quién seas y cuándo se valore, lo que hagas será o no bueno.